Tag Archive | gestion del estres

Gestion del Estres e Inteligencia en las Empresas

La Gestión del Estrés  es una pieza clave  para elevar los niveles de Inteligencia Corporativa y la capacidad de Desarrollo Organizacional.

Con un elevado nivel de estrés laboral, el cerebro sufre importantes cambios funcionales.

Específicamente, se produce una inhibición cortical, también denominada secuestro emocional, que nos dejará funcionando en el nivel del cerebro mamífero, desde el cual se manifiestan sobre todo emociones como el miedo y las respuestas más básicas relacionadas con conductas de defensa y ataque y de lucha por la supervivencia.

Gestión del Estrés y Secuestro Emocional

Específicamente, el cerebro sufre una inhibición cortical, que imposibilitará que la información se procese desde el cortex pre-frontal, tomando el mando el “cerebro límbico”, provocando un modo de funcionamiento caracterizado por conductas de huida y ataque.

Esto ocasiona una serie de cambios muy concretos en nuestro cuerpo: suben los niveles de adrenalina, se elevan los niveles de cortisol, el corazón late más deprisa, los músculos se tensan, la digestión se para, las pupilas se dilatan, el nivel de coagulación en sangre también se incrementa: el organismo se prepara para huir o luchar.

Esta es una respuesta que puede resultar muy útil para hacer frente a un depredador que amenaza de forma real mi vida en los próximos 10 segundos.

Para todos los demás retos, el estrés no resulta la mejor estrategia. A la inversa, me hace menos inteligente y más incapaz.

Problemas económicos, intelectuales, relacionales y por supuesto,  problemas de salud física, emocional y psicológica, requieren que nuestro cerebro superior siga operando eficientemente.

La reacción de ”huída o combate”, que siempre generará más estrés laboral , resulta de muy poca utilidad en estos casos.

Conclusión: Gestión del Estrés e Inteligencia Empresarial

Los profesionales con altos niveles de estrés laboral tienden a comportarse generalmente de forma menos inteligente que los profesionales que saben cómo gestionar adecuadamente sus niveles de estrés ante problemas que no son de vida o muerte (afortunadamente, la inmensa mayoría de los problemas a los que la inmensa mayoría de trabajadores nos tenemos que enfrentar en nuestros trabajos en la inmensa mayoría de las ocasiones)

De igual forma, las organizaciones que producen importantes niveles de estrés laboral en sus equipos humanos, responden a sus retos y dificultades menos inteligentemente que las organizaciones que saben cómo ayudar a sus equipos humanos a gestionar  adecuadamente sus niveles de estrés.

Trabajar continuamente bajo presión, generando un estrés laboral constante, puede que no resulte de hecho  más productivo a medio y largo plazo, que trabajar con un mayor equilibrio, especialmente si los profesionales que sufren ese estrés, no poseen las competencias imprescindibles para afrontarlo adecuadamente.

Trabajar con más equilibrio quiere decir trabajar con dedicación intensa, pero también con di-versión (es decir el trabajo que permite di-vergir, vital para la innovación, la creatividad y la mejora continua, elementos esenciales para el progreso y avance de las organizaciones)

PD: Si te quedan dudas, presta atención a como plantean la gestión del estrés empresas como Google 😉

Para aprender más sobre Gestión del Estrés, accede a mi ebook gratis (76 pgs) y a mi blog.

Visita mi web: http://www.transformaciondelestres.com

La Gestión del Estrés empieza en Ti

strong>Tu Actitud en la Gestión del EstrésUna de las primeras cosas que debemos acometer previamente a cualquier intervención dirigida a controlar nuestro estrés y empezar a trabajar con herramientas de Gestión del Estrés, es pasar de la pregunta ¿qué me estresa? a la pregunta ¿cómo me estreso? , o todavía mejor ¿cómo hago yo mi estrés?

Si la cuestión que me planteo es ¿qué me estresa? mis respuestas estarán todas ahí afuera, en el entorno.

La respuesta a la pregunta ¿qué me estresa? es “me estresa la vida”

En todas las encuestas en las que hemos hecho esta pregunta a la gente, siempre aparecen las mismas respuestas: me estresa mi trabajo, me estresa mi jefe, me estresa mi marido, me estresa mi mujer, me estresan los hijos, me estresa al tráfico, me estresan las noticias, etc.

Si planteamos las cosas de ese modo, parecería entonces que la solución a la Gestión del Estrés está en cambiar el entorno: cambia de ocupación, cambia de pareja, cambia de domicilio, etc.

Por muy lógico que pueda parecer el planteamiento, su viabilidad es a menudo simplemente nula.

Si nos preguntamos por el contrario ¿cómo me estreso?, ¿cómo hago yo mi estrés?,la respuesta tendré que buscarla en mi interior: como son mis pensamientos, cual es mi monólogo interior, cuales son mis películas mentales, como es mi proceso de toma de decisiones, que significado atribuyo a los eventos y circunstancias externas, que tipo de creencias y valores dirigen mi vida, cómo respiro habitualmente, como late mi corazón, donde tiendo a acumular tensión muscular, cual es mi tensión arterial habitual, como es mi alimentación, como son mis pautas de sueño y descanso, como mantengo en forma mi cuerpo, como despliego mis fortalezas de carácter y pasiones en mi tiempo libre, en qué grado mantengo hábitos de vida saludables, etc.

El Círculo Vicioso del Estrés

Al plantear las cosas de este modo, parece lógico pensar que si dirijo mi atención a realizar cambios en mis pensamientos, el lenguaje en el que me hablo a mí mismo, el significado que atribuyo a los sucesos en mi vida, mis creencias y valores, mi forma de respirar, mi grado de tensión muscular, la forma en que me alimento, mi patrón de sueño y descanso, etc., quizás el estrés que experimento también se modifique.

Es decir, si analizo ¿cómo me estreso? y dirijo mi foco de atención a mi forma de hacer mi propio estrés, podré también entonces preguntarme ¿cómo me relajo? y empezar a introducir cambios a nivel corporal, mental y emocional.

En nuestro Entrenamiento en Gestión del Estrés, simbolizamos el proceso de aparición del estrés con un triángulo, en cuyos vértices aparecen los elementos centrales sobre los que gira el proceso de generación del estrés.

En el vértice inferior izquierdo estarían las Sensaciones Corporales. Muchas personas empiezan a ser conscientes de su estrés al notar determinados síntomas físicos: por ejemplo, pulso cardíaco, forma de respirar, dolor muscular, alteraciones en la temperatura corporal, problemas digestivos, etc.

Pasamos ahora al vértice superior, Pensamiento: El cerebro, al detectar esos cambios corporales empieza a entrar en modo alerta: los pensamientos parecen agolparse, con un predominio de pensamientos negativos, concurrentes con una imaginería mental también negativa, que representan justamente los aspectos de las situaciones que no me gustan o que temo que ocurran.

Si nos fijamos ahora en el vértice inferior derecho, encontramos las Emociones; al generar esos pensamientos y escenarios mentales negativos, las emociones que experimento también se vuelven negativas: inseguridad, intranquilidad, nerviosismo, etc.

Esto provoca la aparición del círculo vicioso del estrés: La angustia, intranquilidad y el nerviosismo elevan nuestro ritmo cardíaco, aceleran la respiración,, generan más tensión muscular, etc., lo que generará más distorsión y negatividad en nuestros pensamientos, lo que me genera aún más nerviosismo e intranquilidad y así, formando un círculo vicioso.

¿Cuál es la solución a un problema que constituye un círculo vicioso?

En nuestros programas de formación y entrenamiento en Gestión del Estrés, lo que proponemos son estrategias y técnicas prácticas para romper el círculo vicioso del estrés entre cualquiera de los vértices del triangulo

Para romper el círculo vicioso del estrés entre los vértices de “Sensaciones Físicas” y “Pensamiento” utilizamos técnicas de relajación física y mental, que complementamos con diversos métodos de respiración y relajación muscular progresiva, junto con ciertos ejercicios de “Qigong”(una de las ramas de la Medicina Tradicional China.

También entrenamos para ser capaces de romper el círculo vicioso del estrés entre los vértices de “Pensamiento” y “Emociones”, para lo que, trabajamos con algunas técnicas de PNL, guiones hipnóticos, y Psicología Energética (particularmente, EFT – Emotional Freedom Techniques)

Sobre el Autor

Aprende a afrontar tu estrés accediendo a mi ebook gratuíto (76 pgs.) y a mi blog sobre Gestión del Estrés Fácil. Visita mi web: http//www.transformaciondelestres.com

José Luis Yañez Gordillo es Consultor, Entrenador y Coach Experto en Habilidades de Gestión y Desarrollo Personal: Comunicación, Influencia, Liderazgo, Motivación, Trabajo en Equipo, Efectividad Personal, Inteligencia Emocional, Gestión de Conflictos, Gestión del Estrés, PNL, etc.

Gestion del Estres Natural

La Gestion del Estres Natural

Gestion del Estres y Respiracion

 

Combatir nuestro estres efectivamente cuando notamos sus efectos toxicos en nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra mente, conlleva, antes que nada, ser capaz de modificar a voluntad la forma en que respiramos.

 

Nuestra respiracion es, de entre  todas nuestras funciones corporales fundamentales para la vida, la unica funcion biologica vital que, aparte de estar sujeta al control del SNA (Sistema Nervioso Autonomo), resulta paralelamente controlada por el SNC (Sistema Nervioso Central).

 

Esto implica que la respiracion se comporta verdaderamente como un nexo de union entre la actividad nerviosa vegetativa y nuestra funcion nerviosa volitiva.

 

La respiracion, por su capacidad para afectar el balance simpatico-parasimpatico de nuestro  SNA, constituye  una excelente solucion  con vistas a aumentar nuestra capacidad de gestion del estres, siendo una herramienta a nuestra disposicion en toda ocasion.

 

Respirar correctamente para la Gestion del Estres

 

Veamos: ¿que es lo que ocurre en nuestro  organismo cuando  permanecemos respirando superficialmente?.

 

El origen del problema esta en el grado  de tension muscular existente en el diafragma, tejido muscular que existe  bajo los pulmones: siempre que el diafragma esta tenso, este empuja los pulmones hacia arriba, generando una reducción  del volumen total de aire que estos pueden emplear durante un ciclo completo respiratorio.

 

A medida que sube la tension del diafragma , mas presion se genera sobre los pulmones, causando una respiracion mas agitada.

 

Esta forma de respirar, además de ser mas acelerada, provoca  mover una gran cantidad de musculos, meramente para respirar, lo que origina  mayor tension en los musculos y gasto  metabolico.

 

Ademas, apenas tras unos segundos de producir este tipo de respiracion, la tasa cardiaca empieza a crecer en velocidad, la presion arterial sube y se da un nivel mas alto de gasto metabolico.

 

Ahora,  dichas señales dan un aviso al cerebro a  entrar  en  modo “combate o fuga”,  lo que no resulta  una gran idea para eliminar el estres.

 

La Respiracion el clave para la Gestion del Estres

 

Ya podemos saber que  viene a continuacion: hemos iniciado  el circulo vicioso del estres.

 

Por lo tanto, un elemento  principal del entrenamiento para reducir el estres, es aprender a ejercitar una respiracion abdominal consciente, relajando el diafragma y respirando desde el abdomen, manteniendo integro el volumen total pulmonar, lo cual implicara que nuestra respiracion se haga mas suave y por lo tanto, una respiracion que no producira tension muscular en la parte superior del torax y que no hara acelerarse nuestra respuesta cardiaca ni elevara la tension en sangre.

 

Habiendo conseguido esto la mente se mantendra en un estado de calma.

 

Hemos logrado cortar el problema circular del estres.

 

Saber como respirar adecuadamente puede llegar a ser una de las destrezas mas decisivas de tu vida para incrementar tu salud y aprender a combatir el estres en cualquier ocasion.

Descargate gratis mi ebook de 76 pgs. sobre Gestion del Estres

Visita mi web: http://www.transformaciondelestres.com